banner-test-728x90

El Poder De la Intuición – 2° Parte

By on octubre 13, 2013

El poder de la intuición tiene tres niveles el primero es más físico relacionado con los sentidos. (Si te interesa visita http://nuevodinamo.com/el-poder-de-la-intuicion-1-parte/)

El segundo nivel de desarrollo intuitivo implica ir más allá del aspecto físico para adentrarnos en el aspecto más emocional y energético de la existencia.

En este nivel emerge la inteligencia emocional de manera natural, esa capacidad que tenemos de percibir nuestras emociones, nuestros sentimientos y las emociones y sentimiento de los demás.

La empatía, la capacidad de distinguir y discernir entre lo que es mío y lo que es del otro, el manejo emocional, la templanza, la serenidad son aspectos que se despiertan al desarrollar este segundo nivel intuitivo.

En este nivel surge la transformación e integración de nuestra naturaleza más humana, nuestro ego. Y asociado al ego es necesario hablar del concepto de sombra.

La sombra es el aspecto emocionalmente denso, asociado a nuestro ego (aunque también a nuestra alma) que cargamos a consecuencia de la evolución de nuestra vida como almas.

La sombra es esa parte “inconsciente” que condiciona nuestro comportamiento y que se gesta no sólo en las experiencias que tenemos en esta vida sino en experiencias previas como almas.

Hay sombras que se forman en esta vida, en nuestras experiencias al nacer o durante nuestro desarrollo y hay otras sombras que vienen de nuestro linaje familiar y de nuestra historia evolutiva a lo largo de muchas vidas.

Para desarrollar la inteligencia emocional e intuitiva de segundo nivel es fundamental disipar la sombra, transformar esa sombra para permitir que la luz del alma o de nuestra conciencia más profunda se unifique e integre con nuestro ego, con nuestra personalidad.

Este proceso de “sufrimiento eficiente”  es transformacional porque nos abre a una nueva identidad más transparente a nuestro lado más trascendente.

Supone una auténtica renovación existencial y una apertura profunda de nuestro corazón.

Este proceso nos lleva a recordar quiénes somos y para qué estamos aquí.

La disolución de nuestra sombra nos permite ver sin filtros, totalmente abiertos a la información y a la energía que fluye constantemente, tanto en nuestra relación con nosotros mismos como con los demás y con el universo, con la realidad multidimensional de nuestra conciencia. Esto nos lleva al tercer nivel de desarrollo intuitivo.

La intuición de tercer nivel implica una relación constante con nuestra naturaleza como almas.

Supone un salto integrativo con nuestra tercera naturaleza, nuestra naturaleza divina y eterna.

images (1)De alguna manera comenzamos a ser canales diáfanos de la inteligencia de la vida, héroes de nuestras propias creaciones, de nuestra propia realidad.

Podemos viajar en el tiempo, percibir a seres de otras dimensiones de conciencia, comunicarnos con los guías, con los espíritus, con los elementos de la naturaleza….

De alguna manera el chamán, el mago, el guerrero de la luz, el maestro, el sanador, el Cristo interno, el Buda interno… se revelan, se desvelan, se despiertan en el centro de nuestros corazones y surge el servicio incondicional hacia la vida y sus expresiones.

La clarividencia, la telepatía, la comunicación multidimensional, la bilocación, los viajes astrales… se convierten en posibilidades factibles y posibles.

Aquí comienza realmente el auténtico camino. En este tercer nivel simplemente SOMOS y hacemos aquello que fluye desde nuestro corazón.

Todo este camino o proceso supone una regeneración transformacional de nuestra identidad humana.

La tendencia evolutiva de la vida es hacia este tercer nivel.

Los niños que vienen naciendo en esta última década ya vienen con estas cualidades intuitivas desarrolladas pero si no les damos el espacio armónico suficiente y los educamos consciente e intencionalmente para el manejo adecuado de estos dones pueden bloquear estas capacidades y caer en situaciones de riesgo para su desarrollo.

Esto explica el proceso de la evolución del ser humano.

Desde una identificación con las formas a una identificación más allá de las formas.

Todos estamos llamados a transitar por este sendero estrecho, atravesando nuestra sombra con confianza y fe para poder saber lo que realmente es la luz.

Y todo esto ocurre más allá de las palabras, más allá de nuestra tendencia a pensar y a comprender intelectualmente lo que nos pasa.

Una vez más se trata de “sentir para saber”.

Que podamos transitar este camino para la evolución de nuestro ser.

Teniendo claro quienes somos y para que estamos aquí.

Para el bien nuestro, de quienes nos rodean y de toda la humanidad.

¿Tú ya lo sabes?¿Qué haces?


Mi nombre es Patricia Mónica Canseco, vivo en Buenos Aires Argentina. Soy docente desde los 20 años y ejerzo actualmente. Una apasionada de la Ley de atracción, en mi vida hubo un antes y un después al leer y ver “El Secreto”.

Fue el puntapié inicial que me llevo a conocer a personas maravillosas y ampliar mi vida a lugares dónde jamás hubiese creído que llegaría.
Soy Experta Facilitadora de Mastermind y con ello logre experimentar esa energía superior, de cuando dos o más se juntan, con un propósito en común.
Me encanta compartir y ayudar, para que todos logren descubrir lo valioso que tienen dentro.

Estoy convencida que el poder está en lo que pensamos y que todo se puede lograr. Que lo que no logramos es por viejos paradigmas, bloqueos, miedos y obstáculos o herramientas que nos faltan.
Cada día trato de superarme y estar mejor, compartiendo, escuchando y logrando un equilibrio en todo, para atraer esa abundancia en todos los aspectos de mi vida.

Para más información sobre Patricia visita: http://superandotecadadia.com.ar/blog/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *